Consumo de bebidas alcohólicas en México

Desde hace años la autoridades de salud han alertado sobre los problemas de salud pública que representan los elevados niveles de consumo de bebidas alcohólicas en nuestro país; actualmente la Secretaría de Salud informa que el consumo de alcohol en grandes cantidades se ha convertido en problema que afecta al 26.6 por ciento de la población nacional, además de que 4.8 millones de mexicanos tienen problemas de alcoholismo y requieren intervención especializada para poder superar su dependencia.

16 de diciembre de 2009, 1:44  /  WEB REPORT CONSULTA MITOFSKY
Zoom
Zoom
Zoom
Zoom
Zoom
Zoom
Zoom
Zoom
Zoom
Zoom

S on amplias las referencias que se pueden obtener sobre los problemas que representa el consumo de alcohol, la violencia intrafamiliar, el ausentismo laboral y accidentes automovilísticos que hoy representan la primera causa de muerte entre los jóvenes de entre 15 y 30 años. Es precisamente este problema el que ha motivado a la aplicación de varios programas oficiales entre los que se cuenta el Alcoholímetro y Conduce sin alcohol.

Para conocer un poco más sobre nuestras percepciones y hábitos de consumo de bebidas alcohólicas, en esta ocasión investigamos este tema entre la población nacional a través de nuestra encuesta nacional Tracking Poll Roy Campos del mes de octubre de 2009, los resultados obtenidos se detallan a continuación.

Hábitos de consumo

La edad promedio en la que los actuales adultos mexicanos se iniciaron en el consumo de bebidas alcohólicas es de 17.4 años; los hombres que se iniciaron a una edad promedio más tempranas (16.8) que las mujeres (18.3). Otro dato a llamar la atención es que el 27 por ciento de la población y el 33 por ciento de los hombres declaran haber consumido sus primeros tragos antes de los 16 años.

Cerveceros por excelencia,- resultó mayoritaria la proporción de los adultos mexicanos que declaran que la Cerveza fue la primera bebida que consumieron (68 por ciento), y también es la que se prefiere hoy en día (61 por ciento); en ambas categorías la segunda posición la ocupa el Tequila. Otros licores como el Ron, Vodka y Whisky tienen una participación en primera bebida y en bebida favorita menor al 5 por ciento. Por segmentos de la población destaca que los hombres dicen ser más cerveceros que las mujeres, y ellas más tequileras que los hombres.

Por rangos de edad la cerveza es más popular entre los jóvenes, que también llevan la delantera en el consumo del vodka. Las mayores diferencias se dan por región, ya que la cerveza es claramente preferida en el sureste, mientras que el tequila sube su proporción de preferencia en el norte y en el bajío del país. El vodka alcanza el 8 por ciento en el norte y el ron el 7 por ciento en el centro del país.

22 por ciento de los mexicanos declaran consumir bebidas alcohólicas por lo menos una vez por semana, mientras que el 18 por ciento declara hacerlo una vez por mes y 35 por ciento aún con menor frecuencia; una cuarta parte de la población declara no ingerir bebidas alcohólicas ?nunca?.

El lugar o momento preferido para beber por parte de la población nacional es en ?las fiestas? con el 43 por ciento de las menciones, seguido de los domicilios particulares (35 por ciento) y los bares y restaurantes (18 por ciento).

Existen claras diferencias en la frecuencia del consumo por el género al que se pertenece, mientras que el 31 por ciento de los hombres declara beber por lo menos una vez a la semana, únicamente el 8 por ciento de las mujeres lo hace con esta frecuencia; además 38 por ciento de mujeres declara nunca consumir bebidas alcohólicas, porcentaje que apenas es 17 por ciento en los hombres. Por edades, los jóvenes menores de 30 años dicen consumir alcohol al menos una vez a la semana en el 27 por ciento de los casos.

Por lo que respecta a los lugares donde se acostumbra beber alcohol, los hombres pueden hacerlo en fiestas o en sus casas mientras que las mujeres dicen hacerlo mucho más claramente en las fiestas; existe también una distinción clara en función del poder adquisitivo, ya que mientras en los estratos económicos bajos se acostumbra más beber en fiestas, en los niveles altos se acostumbra con mayor peso asistir a bares y restaurantes.

En México es menor el consumo per cápita en comparación con muchos países europeos sin embargo los problemas asociados al alcohol son mayores aquí; esto se explica a partir de las grandes cantidades de alcohol que se consumen en una sola ocasión (de un jalón dirían algunos), mientras que en otros países se utiliza el vino o la cerveza de manera cotidiana y moderada para acompañar los alimentos, aquí se consumen esas cantidades en una sola tarde o noche de relajación, y en este sentido los mexicanos declaran que en una fiesta donde se sienten a gusto consumen un promedio de 5.3 copas o cervezas, aunque el 41 por ciento de los hombres consume más de 6. En este renglón también destaca el norte del país con 48 por ciento que se ubican en esta categoría. También existe una clara distinción en función de la bebida preferida, quienes prefieren la cerveza tomas casi 6 de ellas en promedio en una fiesta y quienes consumen otro tipo de bebida tomas 5 tragos.

Nuevamente destaca la categoría de los hombres donde el 44 por ciento declara necesitar de 10 a más copas para sentirse borracho; en el norte el 49 por ciento declara necesitar más de la decena. Quienes consumen normalmente cerveza en promedio dicen necesitar 10 de ellas para emborracharse, mientras que con otra bebida este dato es de 8 copas.

El recuento de los daños

Los estragos que causa el consumo sin moderación en nuestro país son bien conocidos y como ejemplo destacan los accidentes y las muertes que estos provocan; una buena parte de los bebedores cuentan con experiencias amargas como producto de los excesos en su consumo de bebidas alcohólicas, el 31 por ciento de los mexicanos declaran haber sido objeto de críticas a causa del alcohol consumido; el 22 por ciento se ha peleado o discutido con familiares; el 19 por ciento lo ha hecho con extraños; 16 por ciento acepta haber tenido lagunas mentales o apagones por la cantidad de tragos consumidos; el 11 por ciento ha tenido algún problema con la policía y un muy elevado 9 por ciento acepta haber sufrido algún accidente de tránsito como consecuencia del alcohol.

Como en casi todas las variables asociadas al consumo de alcohol, los hombres tienen una delantera importante en las consecuencias indeseadas del abuso de él, las diferencias más marcadas las tienen en las peleas con desconocidos, en los olvidos involuntarios y en los problemas con la policía.

En el caso de los jóvenes los estragos han sido mayores en lo que tienen que ver con las críticas recibidas, discusiones con extraños y problemas con la policía, mientras que las personas de mayor edad refieren mayores discusiones con familiares y mayor frecuencia de lagunas mentales.

Comentarios

Aún no se han publicado comentarios

Publicar comentario

Es necesario registrarse para publicar comentarios

Si ya tiene una cuenta, ingrese su usuario y password:

Usuario:
Password: